En la calle

El APOSTOLADO DE LA CALLE

En su actividad apostólica, los hermanos que no estan dedicados en ministerios «fijos», o por turnos, privilegien la calle, transformando las plazas en altares y el cielo en templo. Dondequiera que se paren sus pies peregrinos, sus bocas alaben al Señor con” himnos, salmos y cánticos espirituales». Recen en las plazas y en las calles anunciando con el canto el amor, la bondad, la misericordia del Padre, la alegría, la libertad, la paz y la unidad. Queda, sin embargo, rigurosamente establecido que todas las formas de apostolado, organizado o espontáneo, o iniciativas apostólicas que se deseen realizar en las distintas Iglesias particulares, se decidan en consulta con el Ordinario Diocesano y el beneplácito de las autoridades religiosas del lugar.

 

 

392 total views, 1 views today